Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 107º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

jueves, 21 de noviembre de 2019 - 09:14 h

Secuelas de la Guerra (VII...

Antonio Moreno Hurtado

Buenas voces en el concier...

Rafael Nieto López

LIBRO DESTACADO: "Viaje a ...

Antonio Suárez Cabello

Colaboración que Antonio J. Roldán dedica a Antonio Salido Bravo, recientemente fallecido

La entrevista que nunca hice - Escrito por:

Mes de junio del pasado año. La manga corta vencía definitivamente la batalla a la ropa de abrigo que, un año más, se guardaba en los armarios hasta nueva orden. Para ser exactos, eran las 7 de la tarde del recién estrenado horario de verano, y me encontraba con mi tío Víctor frente por frente a la Casa de la Cultura, esperando ver pasar a la imponente Custodia que guarda en sí al Glorioso Cuerpo de Cristo...

Mes de junio del pasado año. La manga corta vencía definitivamente la batalla a la ropa de abrigo que, un año más, se guardaba en los armarios hasta nueva orden. Para ser exactos, eran las 7 de la tarde del recién estrenado horario de verano, y me encontraba con mi tío Víctor frente por frente a la Casa de la Cultura, esperando ver pasar a la imponente Custodia que guarda en sí al Glorioso Cuerpo de Cristo. La calle, como se imaginarán, llena de gente, y en la acera, dejados caer en una valla, me encontré con él y con su esposa. Los salude con premura puesto que el Señor estaba a punto de llegar: “Buenas tardes, Antonio, ¿cómo está usted?”, “Pues mira, no estamos mal. Con los achaques, pero no nos podemos quejar”. Tras el saludo de cortesía, pasó el paso del Señor con una chicotá que le llevó desde la “esquina de Mejías” hasta la altura, poco más o menos, del “Bazar Egabrense”. Mi tío y yo quedamos extrañados por la rapidez del paso que imprimieron los costaleros pero, al parecer, era ya tarde y debían recog

er al Señor pronto en su Casa.

Al volverme hacia la acera, de nuevo, allí estaba él comentando con su esposa lo mismo que yo comenté con mi tío y, ni corto ni perezoso (incluso un tanto irrespetuoso por mi parte), me metí de lleno en la conversación. Ese fue sólo el comienzo de una larga tertulia que duraría casi tres cuartos de hora. Los temas fueron variando conforme avanzaban los minutos. Le dimos repaso a la Semana Santa, a La Opinión, incluso al papel de la juventud de Cabra, a sus inquietudes y al desencanto que causa en algunos sectores. Mi tío desistió a los diez minutos, pero yo seguí con él y con su esposa dialogando sobre todos estos temas, aunque sólo hubo uno que se repitió en forma de propuesta: “Niño, me encantan tus entrevistas en La Opinión y las leo todos los meses”, “Pues ya sabe, a ver cuando tengo un hueco y me paso por su casa, que usted si que se merece una entrevista”. Ahí quedó la propuesta, que él no sólo aceptó con gusto, sino que además le ilusionó instantáneamente. Incluso llegó a comentarme algunos temas de l

os que él podría dar información que aún no había sido ni editada, lo cual me comprometía aún más con él. Quizá en contra de su voluntad, porque los años son los que mandan, cortó la conversación diciendo: “Bueno, niño, te dejo que estamos un poco cansados y vamos a ver si cenamos. Llégate por casa cuando quieras”, “No se preocupe, Antonio, que en breve tendrá noticias mías”. Le ofreció el brazo a su esposa, y en unos segundos allá iban los dos, con paso lento y sosegado, por la Calle Alonso Uclés caminito de Santa Lucía.

Por circunstancias de la vida (quizá, de mi ajetreada vida…) nunca pude llegar a hacer esa entrevista que, he de confesar, tanto me remuerde la conciencia no haber hecho. Y ya no sólo por el disfrute que me hubiera supuesto el bucear durante varias horas por los archivos y las experiencias de este gran egabrense, sino porque creo firmemente que nadie le ha reconocido todo lo que ha hecho por nuestro pueblo durante toda su vida. No quiero hacer otra semblanza más de él, pero el caso es que se nos fue y, por ejemplo, con él se nos ha ido un gran pregonero de nuestra Semana Santa, que nunca llegó a ser pese a todo lo que trabajó por ella. Con él se ha ido un gran filarmónico al que no le colgaron los crespones negros en la fachada del Centro el día de su muerte, con todo lo que trabajó por la Casa y todo lo que la quiso (y doy fe de ello). Se nos fue y Cabra no nombró Hijo Predilecto al que, durante muchos años, luchó y trabajó por esta ciudad y sus tradiciones y que, en resumidas cuentas, ha sido uno de sus hi

jos más comprometidos y trabajadores. Pero, encima, ¿para qué voy a acusar a nadie, si fui yo el primero que falte a la cita que concretamos?

Hace unos días me enteré que mis padres se encontraron con él varias semanas atrás y les preguntó por mí. No sé porqué, pero cuando me enteré que se fue para siempre y mis padres me lo contaron, esa noche, no pude dormir tranquilo. Y es que ya me lo repetía mi conciencia: “Ay, Antoñito pae, ¿así quieres llegar a ser un periodista medio decente? ¡Si es que se te escapan las mejores…!”. Don Antonio, allá donde esté, que seguro será cerca de Nuestra Reina de la Sierra y de su Nazareno de Castro del Río, le pido disculpas y, si algún día nos encontramos (que espero que sí) llevaré en mi mano lápiz y papel para hacerle la mejor entrevista de que sea capaz. Verá como, días después, las rotativas del cielo titularán en primera página “Entrevista a Don Antonio Salido: ‘Más vale tarde que nunca’ “. Descanse en paz, maestro.

más artículos

Otoño

31.10.19 | Jairo Jiménez

Buenas voces en el concierto lírico del 26 oct 2019 en el Teatro El Jardinito de Cabra

31.10.19 | Rafael Nieto López

LIBRO DESTACADO: "Viaje a Oriente de la fragata de guerra Arapiles y de la Comisión Científica que llevó a su bordo", escrito por Juan de Dios de la Rada y Delgado (Barcelona, 1876-82)

28.10.19 | Antonio Suárez Cabello

Secuelas de la Guerra (VIII): liquidación de bienes nacionales (2)

28.10.19 | Antonio Moreno Hurtado

Concierto del grupo de cámara Isaac Albéniz en el Museo Arqueológico de Cabra 25 octubre 2019

28.10.19 | Rafael Nieto López

Secuelas de la Guerra (VII): La liquidación de bienes nacionales

18.10.19 | Antonio Moreno Hurtado

Exposición: JOYAS BIBLIOGRAFÍCAS DEL SIGLO XVI de la Biblioteca Histórica Aguilar y Eslava

17.10.19 | Antonio Suárez Cabello

San José, compatrono de la Fundación Aguilar y Eslava, nombrado con motivo del restablecimiento del Real Colegio como de Humanidades (1828)

16.10.19 | Antonio Suárez Cabello

VOX CLAMANTIS IN DESERTO

13.10.19 | Lourdes Pérez Moral

Modo de concurrir los colegiales a los entierros de los patronos de sangre del Real Colegio de la Fundación Aguilar y Eslava (1779)

07.10.19 | Antonio Suárez Cabello

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream