Síguenos en:

Facebook

Twitter

Youtube

Livestream

Hemeroteca (1912-1989)

Hemeroteca (2002-2005)

Fundación "Aguilar y Eslava"

Fundado en 1912  |  AÑO 107º  |  DIARIO DIGITAL  |  I.S.S.N.: 1695-6834

Buscar con en laopiniondecabra.com

1912-2012: cien años de sinceridad e independencia

laopiniondecabra.com

sábado, 14 de diciembre de 2019 - 20:04 h

SECUELAS DE LA GUERRA (XI)...

Antonio Moreno Hurtado

Encuentro de antiguo alumn...

Francisco Aguilar Osuna

Secuelas de la Guerra (X)....

Antonio Moreno Hurtado

Secuelas de la guerra (VI): la rebelión contra las tropas francesas

06.10.19 - Escrito por: Antonio Moreno Hurtado

Comentábamos, con anterioridad, que el año 1810 es un momento crítico para los habitantes de Cabra. A comienzos de 1810, aparecen tropas francesas en Cabra y muchos vecinos deciden huir por miedo. Entre ellos, el corregidor Francisco Javier López Duque, por lo que se hace cargo del Ayuntamiento el teniente de corregidor don Juan Antonio Ruano Aguilera.

Los franceses requisan mucho dinero y víveres, como tributo especial. Aparte de imponer un impuesto fijo mensual de 81.936 reales para contribuir a sus gastos de mantenimiento. (Albornoz, 188-189)

El rey Carlos IV abdica en Aranjuez el día 19 de marzo de 1810.

Su hijo, el rey Fernando VII, también abdica. Lo hace, en Bayona, el día 5 de mayo del mismo año, con lo que la corona española pasa al emperador Napoleón Bonaparte, que la cede a su hermano José el día 7 de julio.

Muchos acontecimientos importantes para un pueblo profundamente monárquico que no acababa de entender lo que pasaba en su país.

Desde finales de mayo de 1810, muchos egabrenses ya luchan contra el ejército invasor en unos agrupamientos paramilitares dirigidos por el conde de Valdecañas.

Don Pedro Pablo Valdecañas Ayllón de Lara (Lucena, 1758-1825), había reclutado en Lucena y los pueblos cercanos a unos 4.000 hombres y 500 caballos, que iban a luchar contra los franceses en la batalla de Alcolea (7 de junio) y luego en la de Bailén (19 de julio). Se trataba de personas sin ninguna preparación militar, que iban a actuar a modo de guerrillas.

Cabra contribuyó con 501 hombres y 68 caballos, que llevó a Córdoba don Rafael Lagunero, alférez de Caballería retirado y que puso a las órdenes del conde de Valdecañas.

Tras la batalla de Bailén, la tropa del conde de Valdecañas se había disuelto. Algunos de sus componentes consiguieron ser aceptados en el ejército regular, pero otros muchos regresaron a sus pueblos.

No obstante, la presencia constante de tropas francesas en el sur de Córdoba iba a provocar un nuevo movimiento de sublevación, que iba a ser apoyado, desde la Serranía de Ronda, por el comandante don Pedro Cortés.

Mientras tanto, el día 19 de junio de 1810, toman posesión los nuevos miembros del Ayuntamiento de Cabra, nombrados el día 15 por el Prefecto de la provincia de Córdoba, en nombre de Napoleón Bonaparte. (AACC, año 1810, fº 164)

Para colmo, a finales de septiembre de 1810, llegan noticias de una nueva epidemia de fiebre amarilla en la costa andaluza y se toman medidas para evitar el contagio.

Por esos días, hay que anotar una rebelión popular, en la zona de la actual Subbética, contra la opresión de los franceses.

Los días 13 y 14 de septiembre, bandas organizadas de vecinos de Lucena, Cabra, Rute y otros lugares se reúnen en Lucena para evitar la entrada del coronel Bourban Burset.

El día 15, los franceses consiguen entrar en Lucena, pero, el mismo día, ante la actitud de los pueblos sublevados, el coronel Bourban se ve obligado a abandonar la ciudad.

Como reacción lógica, los franceses asedian Lucena, que está defendida con la ayuda de vecinos egabrenses y de otros lugares cercanos.

No obstante, la fortaleza de las fuerzas invasoras hace que la ciudad capitule el día 17. Una rendición que incluye a Cabra y Rute.

Como medida de represión, el día 18 de septiembre de 1810, llega a Cabra el general de brigada Barón de Saint Pau, lo que produce la huida de numerosos egabrenses.

Se piden 12 vecinos relevantes, para su ejecución, además de imponer una fuerte sanción económica.

Finalmente, fueron conducidos a Córdoba los hacendados don Antonio de Vargas, don Lorenzo Cuenca Romero y don Juan Fernández Tejeiro.
Tejeiro era regidor del Ayuntamiento y Vargas era el Síndico Procurador General del mismo.

En ningún acta capitular de esos días aparece mención alguna a estos acontecimientos y sus consecuencias para el pueblo.

Sabemos de la intervención de don José Sarraille, un ciudadano francés establecido como comerciante en Cabra desde hacía muchos años. Dado que hacía de intérprete con los franceses, Sarraille y su hijo Juan María, que luego sería Subprefecto del partido de Lucena, consiguieron calmar la ira del general francés y lograron que no se saquease el pueblo de Cabra. También consiguieron que, de los doce rehenes previstos para su ejecución, solamente se fusilara a tres presos comunes. (Albornoz, 176)

En un trabajo posterior, analizaremos otras intervenciones de la familia Sarraille durante la dominación francesa.

El Cabildo del día 22 de septiembre de 1810, recoge ciertas "medidas de seguridad" a tomar por los vecinos ante el peligro de asaltos e insultos de personas insurgentes. Se dice que es "para la defensa del pueblo contra los bandidos o partidas de insurgentes". Ante cualquier situación de peligro, a toque de campana, todos los vecinos deberían ir a la plaza mayor "con las armas y defensas que pudieren". Se incluye a hortelanos y trabajadores del campo.

Se acuerda que se divida el pueblo en "cuarteles", con un responsable que lleve la lista de los componentes de su "cuadrilla".

Que se forme una "partida de tiradores", asalariados, que hagan rondas por el pueblo y el campo, vigilando la presencia de posibles malhechores.

Por último, se acuerda que se "cerque el pueblo, dejando las menos puertas posibles"; que las vigile la "Milicia Cívica" y que nadie salga del pueblo después del toque de campana. (AACC, año 1810, ff. 285-86)

Una forma sutil para evitar hablar de lucha directa contra los franceses, en caso de que quisieran entrar en el pueblo de forma violenta.

En el Archivo Histórico Nacional se conserva un pequeño expediente sobre las actividades de ciertos grupos armados que hostigaban a las tropas francesas establecidas al sur de la provincia de Córdoba.

Con fecha 17 de septiembre de 1810, desde la Serranía de Ronda, donde había establecido su cuartel general el germen de lo que iba a ser el Ejército de Andalucía, se hacen los "preparativos y proyectos para la sublevación de los pueblos de Cabra, Lucena, Rute y otros de la Serranía". (Diversos-Colecciones,94, N.11, fº 1)

Al frente del dispositivo está don Pedro Cortés, "Comandante General de la Sierra", que tiene su cuartel general en la villa de Ubrique (Cádiz).

El día 18, martes, el comandante Cortés, desde Ubrique, publica un Bando o Proclama, que se reparte en todos los pueblos cercanos.

El texto es el siguiente:
"Españoles habitantes de los pueblos de Andalucía. Nuestros hermanos de las Villas de Luzena, Cabra, Carcabuey, Rute, Priego e inmediatos, imitando el valor y Patriotismo de los Serranos, se han sublevado el día 13 del actual y siguiente, acometiendo a los Enemigos que devastaban su País; de los que ha quedado pocos con vida, y jurando todos defender hasta morir los sagrados derechos de su Nación, vengando los ultrages cometidos por aquellos pérfidos a nuestro Rey y Religión.
La hora es llegada, Andaluces, de que los Franceses abandonen estas fértiles Provincias, refugiándose escarmentados a los Pirineos, si vosotros teneis energía y recordais que sois Españoles, castigándolos por los Insultos que habéis sufrido, la violencia a vuestras Mujeres e Hijos, la destrucción de buestros Templos y la ruina de vuestros caudales.
El Supremo Consejo de Regencia de España e Indias, que tan sabiamente nos gobierna a nombre de nuestro legítimo Soberano, el Señor Don Fernando 7º, ha dedicado todo zelo y esfuerzos a la formación de Exércitos que ya están organizados y auxiliarán vuestras operaciones, así como lo haré Yo con la División de Tropas de mi mando, subministrándoos también quantas municiones necesitéis y demás auxilios que os pueda franquear.
Quartel General de Ubrique, 18 de Septiembre de 1810.
Pedro Cortés, Comandante General de la Sierra".
(fº 10)

En el documento se indica claramente que el ataque de los grupos de la actual Subbética había sucedido durante los días 13 y 14 de septiembre de 1810, en defensa de la ciudad de Lucena, antes de su toma por las tropas del coronel Bourban.

El mismo día 18 de septiembre, el comandante Cortés remite un escrito a don Francisco Javier Abadía, en el que le comunica la redacción del bando o proclama sobre "la sublevación de Luzena, Cabra, Carcabuey, Rute, Priego e inmediatos... para conseguir la imitación de otros Pueblos" cercanos a los que se "hallan ocupados y confinan con esta Sierra". Le dice que ha conocido los hechos de estos pueblos de la provincia de Córdoba por el coronel don Simón Manso y el Corregidor de Estepona. (fº 9)

Don Francisco Javier Abadía y Aragorri (1770-1836) fue un militar español. En el año 1808 ostentaba el cargo de Brigadier y Sargento Mayor de la plaza de Cádiz. Cuando conecta con el comandante Cortés era ya Comandante General del Campo de Gibraltar, Jefe de las Tropas de la costa de Málaga y de la Serranía de Ronda. En el año1812, fue nombrado Ministro de la Guerra, puesto al que renunció.

El día 20 de septiembre, desde Algeciras, el General Abadía responde a Cortés, felicitándole por su actuación y dándole licencia para tomar las iniciativas que estime oportunas, salvo aquellas de carácter extraordinario.

En cuanto a la actitud de los pueblos cordobeses sublevados, afirma que "patentizan una prueba nada equívoca de su Patriotismo y honor a la verdad ... deseosos de sacudir el infame Yugo que les oprime". Espera que esta actitud sirva de ejemplo a otros ciudadanos. (fº 8)

El mismo día 20, el comandante Cortés remite un nuevo escrito a su superior directo, el general Abadía, en el que le comunica que ha aceptado el ofrecimiento del teniente don Ramón Escalera, para activar la sublevación de Lucena, Cabra, Rute y demás, para lo que le ha sido expedido el oportuno pasaporte con el nombramiento de "Comandante de Partida". Se le autoriza a residir en la Villa de Baena, "su Patria". Indica que lo ha decidido en vista de "su intrepidez, conocimientos militares y del País". Redactado en el Cuartel General de Ubrique. (fº 7)

El día 25, Cortés anuncia al teniente Escalera su nombramiento. (fº 5)

De manera que, a finales de septiembre de 1810, se reorganizan las partidas de ciudadanos voluntarios que, dirigidos por el teniente don Ramón Escalera, iban a seguir la lucha, en tierras de la Subbética, contra el ejército invasor.

En el expediente citado del Archivo Histórico Nacional, se conserva, también, un escrito de Abadía a Cortés, de 9 de septiembre de 1810, sobre determinadas incidencias en la villa de Júzcar y el envío de oficiales y suboficiales de otros destinos a la Serranía de Ronda para servir a sus órdenes, así como la remisión de dinero para ayudar a su subsistencia. También le aprueba las proclamas que ha hecho circular "a los vecinos de Ronda y a los valientes Serranos". (fº 4)
Júzcar es un pueblecito de la Serranía de Ronda, en el Valle del Genal, que cuenta con unos 250 vecinos en la actualidad. Digamos que, desde 2011 a 2017, se le ha conocido como el "Pueblo Pitufo", por haberse pintado de azul y haber colocado en él figuras alegóricas a la serie televisiva.

El acta del Cabildo egabrense, de 4 de enero de 1811, recoge la urgencia de cumplir la "superior orden" de formar una "compañía de tiradores" en esta Villa y se acuerda hacer el "acopio de paños para los bestuarios" . Se calcula un gasto extra de cinco mil reales de vellón.

Más adelante, con la finalidad de contrarrestar y controlar los movimientos paramilitares de los ciudadanos, contrarios a la monarquía intrusa, el rey José Napoleón, mediante un Decreto de 26 de marzo de 1811, ordena la formación de una "milicia cívica" en todas las poblaciones españolas. Para su dirección se nombra a vecinos notables, afectos o al menos no opuestos al nuevo régimen.
El Diario de Madrid, del martes 16 de abril, recoge la orden de organización de la "milicia cívica" de Cabra.
"Art. IV. En la villa de Cabra se formará un batallón.
Queda nombrado para comandante de este batallón D. Francisco María Lechuga; para ayudantes D. Carlos Buil y D. Francisco Antonio Quevedo y para abanderado don Pedro Oxinaga.
Así mismo quedan nombrados para capitanes y oficiales de las quatro compañías los individuos que siguen.
Capitanes.
D. Antonio de Vargas.
D. Antonio Andrés Galiano.
D. Manuel Notario.
D. Pedro Miguel de Luque.
Tenientes.
D, Ramón de la Peña
D. Rafael Lagunes.
D. Lorenzo Cuenca Romero.
D. Felipe Gutiérrez de Quevedo.
Subtenientes.
D. Juan Josef de Ulloa.
D. Josef de Luque Beltrán.
D. Francisco de Paula de Vargas.
D. Joaquín Fernández Texeiro."


Por esos días todavía era Corregidor de la Villa de Cabra don Juan María Álvarez de Sotomayor y Notario, nombrado en el año anterior.

En cuestión de pocos meses, dentro del año 1811, sería sustituido por don Juan Antonio Ruano y Aguilera y, poco después, por don Antonio José de Vargas, con nombramiento del rey José Napoleón.

Era escribano del Cabildo don Joaquín Contreras y Lozano.

más artículos

SECUELAS DE LA GUERRA (XI): La saga de los Sarraille

07.12.19 - HISTORIA | Antonio Moreno Hurtado

Encuentro de antiguo alumnado del Instituto Aguilar y Eslava

06.12.19 | Francisco Aguilar Osuna

Secuelas de la Guerra (X). La Junta Suprema de Reintegros (2)

27.11.19 - HISTORIA | Antonio Moreno Hurtado

Secuelas de la guerra (IX): La Junta Suprema de Reintegros

21.11.19 - HISTORIA | Antonio Moreno Hurtado

Repatriación de Gardel, de Ricardo Ostuni

21.11.19 | Manuel Guerrero Cabrera

Otoño

31.10.19 | Jairo Jiménez

Buenas voces en el concierto lírico del 26 oct 2019 en el Teatro El Jardinito de Cabra

31.10.19 | Rafael Nieto López

LIBRO DESTACADO: "Viaje a Oriente de la fragata de guerra Arapiles y de la Comisión Científica que llevó a su bordo", escrito por Juan de Dios de la Rada y Delgado (Barcelona, 1876-82)

28.10.19 | Antonio Suárez Cabello

Secuelas de la Guerra (VIII): liquidación de bienes nacionales (2)

28.10.19 | Antonio Moreno Hurtado

Concierto del grupo de cámara Isaac Albéniz en el Museo Arqueológico de Cabra 25 octubre 2019

28.10.19 | Rafael Nieto López

Secciones

Webs amigas

laopinioncofrade.com | noticias cofrades
Meteocabra.es | el tiempo
Patio de Cuadrillas | actualidad taurina
Poesía Taurina | decenario de versos táuricos

Sobre "La Opinión"

Quiénes Somos
Redacción
Hemeroteca (1912-1989)
Hemeroteca (2002-2005)
Contacto

Sobre la Fundación

Quiénes Somos
I.E.S. "Aguilar y Eslava"
Museo "Aguilar y Eslava"
El Hombre de la Sábana Santa
La Opinión de Cabra
Coro de Cámara

Aviso legal

Condiciones de uso
Política de privacidad

Síguenos también en:    • Facebook    • Twitter    • Youtube    • Livestream